DOMINGO 1º DE ADVIENTO “B” - MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES

     

Inicial.   

 

Con el tiempo de Adviento iniciamos hoy un nuevo año litúrgico. El Adviento es tiempo de espera, porque esperamos la venida del Señor, la sentimos ya cerca y le decimos con fuerza ¡Ven, Señor Jesús!

 

También es tiempo de esperanza, porque hemos de mirar al futuro, a lo que está por venir y hemos de hacerlo expectantes, activos y confiados, porque el Señor viene a salvarnos. ¡Velad! es lo que nos dice Jesús en el Evangelio.

 

Encendemos el primer cirio de la Corona de Adviento, que irá iluminando nuestro camino hacia la Navidad.

 

Primera Lectura.

 

El profeta nos anuncia a un Dios Padre para todos los hombres.  Como el profeta, como el pueblo de Israel, también nosotros estamos necesitados de la salvación de Dios.  

 

Segunda Lectura.

 

San Pablo nos anima a vivir en la espera del Señor, tanto en el final de la vida de cada uno, como al final de los tiempos.  Pero no una espera pasiva, sino llena de vitalidad, pues hemos sido enriquecidos en todo.                         

 

Evangelio.  

 

La parábola del portero vigilante que Jesús nos presenta en el Evangelio, es un signo para la Iglesia y para cada uno de nosotros. ¡Velad! nos dice el Señor.  Y en esta espera hemos de trabajar para que la justicia, la paz y la fraternidad sean una realidad entre nosotros.     

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES