DOMINGO 15 DEL TIEMPO ORDINARIO “C” - MONICIONES Y PETICIONES

 

 

MONICIONES

     

Inicial.   

 

De nuevo nos encontramos reunidos para celebrar la Eucaristía en el Día del Señor. Él está en medio de nosotros para darnos su Palabra y alimentarnos con su Cuerpo y con su Sangre.

 

Que este encuentro nos transforme y nos lleve a ser buenos samaritanos en medio de esta sociedad, en la que unos pocos vivimos bien y muchos pasan hambre y son privados de los derechos más elementales.

 

La ley del Señor es el amor y está grabada en nuestro corazón. Que el Señor nos dé un corazón generoso y entregado, atento a las necesidades de los que nos rodean, lo que sin duda, nos llevará a encontrar a Dios en nuestros hermanos.

 

Primera Lectura.

 

Dios nos habla a través de Moisés y quiere que vivamos de acuerdo con la Ley que ha inscrito en nuestro corazón y en nuestros labios.

 

Segunda Lectura.

 

San Pablo nos habla con entusiasmo de Jesucristo, cabeza de este inmenso cuerpo que es la Iglesia, del que nosotros formamos parte. Es un himno a Jesucristo que procede de los primeros cristianos.

 

Evangelio.

 

Jesús, en la conocida parábola del buen samaritano que vamos a escuchar, nos habla a cada uno de nosotros, y nos va a decir muy claro cómo tiene que ser nuestra vida y nuestra relación con los demás. 

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES